El canal de Panamá

El canal de Panamá
Obra maestra de la ingeniería, separa dos continentes, y todavía despierta la fascinación de cuantos lo visitan
iez años, unos 400 millones de dólares y el esfuerzo de 75.000 hombres fueron necesarios para construir esta obra titánica, que en 1914 «partió la tierra para unir al mundo», según rezan los folletos turísticos. En los umbrales del siglo XXI, aún asombra contemplar desde el muelle cómo se deslizan los enormes barcos que cruzan las esclusas para pasar del océano Atlántico al Pacífico en sólo ocho horas.
Los primeros proyectos
El canal es la culminación de un sueño largamente acariciado. La corona española inició la colonización del istmo en 1510, y ya en 1534, el rey Carlos V ordenó los primeros estudios topográficos para la construcción de un canal a través de él. El ingeniero
Antonelli, uno de sus proyectistas, proclamó: «Para un rey de Castilla, poco es lo imposible». Pero Felipe 11, más pragmático y realista, rechazó la idea con una de sus frases concluyentes: «El hombre no debe separar lo que Dios unió». Los españoles no construyeron el soñado canal, pero sí lograron ,^^B otra hazaña: pavimentaron los caminos de la selva de Da-
ñen, para que las muías cargadas con toneladas de oro procedentes de Perú llegaran antes a los puertos del océano Atlántico.
En 1880, Ferdinand Lesseps, que había concluido el canal de Suez once años antes, vendió millones de acciones para financiar un canal interoceánico en Panamá. Pero la habilidad de los ingenieros franceses no bastó para vencer las dificultades que encontraron sobre el terreno, ni para compensar la mala administración del proyecto en Francia, que provocó la ruina de la empresa, y del propio Lesseps, antes de que finalizase el siglo.
Panamá logró su independencia de Colombia en 1903, y acto seguido firmó un tratado    con EE.UU. para que éstos emprendiesen por fin la obra del canal. Los constructores se enfrentaron a todo tipo de problemas: desde las enfermedades tropicales hasta el hecho de tener que importar hasta el último clavo y organizar el trabajo de miles de personas a una escala nunca vista, pasando por los constantes derrumbes de tierra y Por el canal circula un intenso tráfico marítimo. Una media de treinta barcos de gran tonelaje lo cruzan a diario.
el enorme volumen de excavación requerido. El canal se abrió al tráfico el 15 de agosto de 1914, y desde entonces han transitado por él más de siete millones de barcos.

Escrito por at 9:17 en Panamá

Etiquetas

Albayzin canal castilla canal de castilla en bici canal de castilla la mancha cataratas iguazu fotografias lugares Granada granada cadiz guia de lugares guia lugares hoteles en Barcelona la granada libreria picasso granada localizacion de lugares localizar lugares lugares tiristicos lugares turismo lugares turistas lugares turisticas lugares turistico lugares turisticos lugares turisticos de acapulco lugares turisticos para visitar lugares turiticos lugares vacaciones lugares y destinos madrid granada Maoríes mapas lugares mejores lugares para trabajar Napoles Nueva Zelanda Nueva Zelanda turismo oldoinyo lengai Partenon atenas piramide chichen itza Playas sur de brasil plaza de toros granada plaza granada ponta dos ganchos brasil ponta dos ganchos florianopolis puerta de brandeburgo safaris en sudafrica Siberia Viajar a nueva zelanda

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario