Archivos para 'Africa' Categoría

Meandros del Okavango

Meandros del Okavango

Meandros del Okavango a vista de pájaro. Las avionetas y los globos dan otra visión de la naturaleza africana.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Viaje a Tanzania

ISLAS SEYCHELLES, Tanzania.
Los paisajes que ofrece son únicos: las formas de las rocas moldeadas por el mar y los colores del océano son irrepetibles. Si no te gusta el turismo masivo, ésta es una buena opción, ya que aquí no existen grandes complejos turísticos; sin embargo, podrás disfrutar de la buena mesa. Las Seychelles se localizan justo debajo del Ecuador, al oeste de Tanzania y al norte de Madagascar. El amplio archipiélago cubre una extensión marítima de 1,300,000 km’ y está formado por 150 islas. Éste cuenta con suficientes playas para disfrutar de la soledad. En la actualidad, la mayor parte de la actividad turística se concentra en el grupo de ínsulas constituido por las Mahé, Praslin, La Digue y las islas menores de los alrededores.
La Digue es, tal vez, la más espectacular de las pequeñas ínsulas y se localiza a tan sólo 3 km de la vecina Praslin. La Source d’Argent, cerca del desembarcadero, es una de las más famosas de la región.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Abejas asesinas en el continente

¿QUE SE SABE EN REALIDAD SOBRE LA “APIS MELLIFERA ADANSONII?
A simple vista resulta casi imposible distinguir a las abejas africanas de sus primas más civilizadas. Generalmente son más pequeñas, pueden tener el cuerpo negro o el abdomen marcado con bandas amarillas, poseen la misma cantidad de veneno (y del mismo tipo) que las abejas europeas, y atacan para defender su colmena y su reina. El problema es que se excitan con increíble facilidad y entonces secretan feromonas (u hormonas externas que indican alarma) en cantidades mayores. También son más sensibles a sus efectos. Por eso atacan en números más crecidos, persiguen a sus enemigos distancias más largas (unos 200 metros, ó 650 pies, mientras que las abejas europeas no pasan de 30 metros, ó 100 pies), reaccionan en sólo 23 segundos (las europeas se demoran 43 segundos), y prolongan sus ataques hasta por períodos de una hora y media (los de otras abejas sólo duran 3 minutos).
Las abejas asesinas también enjambran con mayor frecuencia y se reproducen más rápidamente. Una sola colmena puede llegar a producir hasta 100 colonias en un año. Lo único que parece detener su propagación y hacer más lenta su reproducción es un clima húmedo.
A pesar de que los científicos consideran inevitable la expansión de las abejas asesinas por todo el continente, los estudiosos norteamericanos recomiendan calma. Estiman que si se toman precauciones las consecuencias no serán tan graves. Según ellos, las precauciones han de ser: hacer conocer al público las características de estas abejas y las dificultades que causan; entrenar a la policía, los bomberos, o a un cuerpo especialmente creado, en las técnicas necesarias para eliminar a las abejas de las zonas en que su establecimiento pueda ser peligroso; cambiar las actuales técnicas de apicultura para adaptarlas a la nueva raza de abejas africanas o africanizadas (los híbridos), haciendo que se críen a mayor distancia de los centros de población y del ganado, espaciando más entre sí las colmenas para que no se exciten mutuamente, trabajando con ellas al caer la tarde (debido a que estas abejas no se orientan bien cuando hay poca luz) y aumentando la cantidad de humo que se emplea para recolectar la miel y la cera de los panales. Con estas medidas —piensan ellos— el impacto de las abejas africanas apenas se hará sentir. Y hasta consideran que finalmente, de manera espontánea, surgirá la raza híbrida gran productora de miel y cera en los trópicos que se quiso producir cuando el Dr. Warwick Estevam Kerr trajo las primeras Apis mellife-ra adansonii a América.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

COMO SE CRIAN Y ESTUDIAN LAS ABEJAS ASESINAS

COMO SE CRIAN Y ESTUDIAN LAS ABEJAS ASESINAS
Para comenzar sus estudios los investigadores norteamericanos tuvieron que proceder primeramente a la captura e instalación en colmenas de varios enjambres salvajes. Con este fin construyeron cajas blancas parecidas a las cavidades naturales en que los insectos construyen sus panales, pero que permiten examinar fácilmente su interior.
Dentro de cada caja hay barras de madera que simulan la disposición de los panales en una colmena natural. Las abejas, una vez en las cajas, construyen sus panales partiendo de esas barras, que pueden ser retiradas para su observación. Cada uno de ellos está cubierto por unas 15 mil abejas y en su centro de investigaciones los entomólogos tienen ya 150 colonias.
Para examinar las colmenas primeramente es necesario calmar a las abejas con humo, que debe ser suficiente para atontarlas sin provocar una huida general. Cuando esto se consigue, se retira la tapa de la caja y se inspeccionan los panales uno a uno. Los datos que se recogen son básicamente: número de celdas llenas con polen y néctar, número de celdas llenas con huevos recientemente puestos por la reina, y número de celdas llenas con larvas a punto de emerger.
Otro examen crucial en el estudio de las abejas africanas es el de la llamada enjambrazón. Esta es la expulsión de la reina vieja por las obreras para dar paso a una reina más joven. La reina vieja se va de la colmena acompañada de la mitad o las dos terceras partes de abejas en la colonia —tanto obreras como zánganos— para fundar otra nueva. Este proceso es de enorme importancia ya que a la gran frecuencia con que enjambran las abejas africanas se debe su rápida propagación. Los investigadores capturan el enjambre en sacos de yute cuando éste se detiene cerca de la colmena vieja para enviar exploradores adelante, a conseguir un sitio apropiado para establecerse. Entonces se pesa el enjambre y se coloca en una caja de madera vacía. Los investigadores, naturalmente, realizan todas estas operaciones protegidos con trajes y velos de apicultores o con gruesas ropas caquis.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Las abejas africanas en Estados Unidos

EN LOS ESTADOS UNIDOS LOS EXPERTOS ESTÁN ALARMADOS
La futura invasión de los Estados Unidos de Norteamérica por las abejas africanas tiene bien preocupados a los expertos de ese país. El avance de los insectos no se detiene. Contra ellos no pueden usarse insecticidas porque destruirían a todos los insectos beneficiosos e indispensables a la agricultura (comenzando por las abejas domésticas que son necesarias para la polinización de más de cien cosechas de vital importancia). Las barreras naturales tampoco parecen molestar a estas abejas asesinas. Si han atravesado los Andes, ¿qué puede obstaculizar su avance? Además, se teme que lleguen durante el verano a zonas norteamericanas de clima frío, destruyan a las abejas domésticas, se instalen, y mueran durante el invierno (no resisten el frío), dejando sin abejas a grandes áreas de ese país y provocando una catástrofe agrícola.
Deseoso de conocer y solucionar el problema, en 1975 el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos dio 125 mil dólares al entomólogo Orly Taylor, de la Universidad de Kansas, para que estableciera un programa de investigaciones de cuatro años.
Los investigadores norteamericanos se encuentran ahora en la Guayana Francesa. Este país fue seleccionado como base de experimentación porque es la última frontera en el avance hacia el norte de la Apis mellifera adansonii, y porque era necesario que el centro de estudios se hallara alejado de los centros de población. La Guayana tiene sólo unos 50 mil habitantes y, de éstos, 35 mil viven en la capital, Cayenne.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Las abejas africanas

LAS TERRIBLES CONSECUENCIAS DE UN LIGERO DESCUIDO.
La Apis mellifera adansonii fue traída a América en 1956 por el experto en genética Warwick Estevam Kerr, de la universidad de Sao Paulo, Brasil. El importó numerosas colonias de abejas de Suráfrica y Tanzania para realizar experimentos genéticos. Su intención era cruzarlas con las abejas domésticas para crear una nueva especie que fuera dócil y al mismo tiempo buena productora de miel y cera en climas cálidos. Kerr equipó sus colonias con barreras especiales que permitían el paso a las obreras, pero no a las reinas ni a los zánganos (mayores y necesarios para la fundación de nuevas colmenas). La idea era buena, pero se cometió el error de no informar a un apicultor visitante qué tipo de abejas había en esas colmenas. El descuido tuvo consecuencias graves: el apicultor quitó las barreras y cuando se supo lo ocurrido ya habían escapado veintiséis reinas. Al poco tiempo se habían extendido prodigiosamente, apoderándose de panales ya establecidos y mezclándose con las abejas domésticas para producir un híbrido tremendamente feroz. Hacia los años ’60 estaban extendiéndose a razón de casi 500 kilómetros (unas 310 millas) por año, causando accidentes, muertes, y el pánico entre los apicultores.
En la actualidad el avance de las abejas africanas ha llegado, por el norte, hasta la Guayana Francesa y el sur de Venezuela; hasta Bolivia y el Perú por el oeste; hasta la costa por el este; y hasta Buenos Aires por el sur. Se calcula que hacia 1990 estarán en los Estados Unidos.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Abejas asesinas en Africa

La “industriosa abeja”, el más útil, mejor conocido y más elogiado de los insectos, se Iha convertido en una amenaza para el continente americano. De simpático personaje de las fábulas infantiles ha pasado a ser un monstruo de ciencia ficción. Los seres humanos que han muerto en Suramérica víctimas de los aguijones de las abejas se cuentan por cientos. Los animales domésticos y el ganado, se cuentan por miles. No es que las abejitas trabajadoras y amistosas de siempre hayan súbitamente cambiado de carácter, sino que una invasión incontenible de feroces abejas africanas las están remplazando.

UN PROCESO EVOLUTIVO QUE COMENZÓ EN ASIA Y NO SE SABE DONDE TERMINARA
Las abejas africanas que están conquistando el continente y mezclándose con las anteriormente establecidas aquí por los apicultores (africanizándolas) atacan a la menor provocación y por millares, pero no constituyen una mutación nueva y extraña, sino que son el resultado del mismo proceso evolutivo que creó a las apacibles abejas europeas.
Los ancestros de todas las abejas son originarios de Asia y desde allí fueron extendiéndose al resto del mundo. Las abejas que llegaron a Europa encontraron un clima moderado, unas condiciones de vida favorables y, posteriormente, fueron bien recibidas por los seres humanos que decidieron criarlas por su miel y su cera. Gracias a esto mantuvieron su docilidad y la reforzaron. Las que llegaron a África, sin embargo, se encontraron con una situación muy distinta: un clima hostil, abundancia de animales que las atacaban, seres humanos que robaban sus panales y los destruían (la apicultura nunca se desarrolló en África). El resultado fue la evolución de la actual abeja africana: gran productora de miel y cera en los trópicos (donde las abejas europeas rinden muy poco), excesiva irritabilidad, nomadismo, y reproducción increíblemente rápida. De estos procesos migratorios surgieron las abejas europeas, tan útiles y fáciles de controlar, y las terribles abejas africanas o Apis mellifera adansonii, también conocidas como abejas asesinas. Las primeras fueron traídas a América hace ya muchos años por los apicultores. Las segundas comenzaron a invadirnos por accidente.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Kenia y Tanzania

Kenia y Tanzania

Para el 2011 realizaremos un gran viaje al corazón de África Oriental. Una propuesta de aventura controlada, visitando países fieles representantes del África Negra. Tanto Kenia como Tanzania, nos ofrecen mucha naturaleza, la vida salvaje de su extraordinaria fauna y una riqueza cultural en un enclave estratégico para muchas civilizaciones.
Nuestra propuesta incluye realizar varios safaris al amanecer, atardecer y anochecer, con la posibilidad de avistar a los 5 grandes: elefantes,
leones, leopardos, rinocerontes y búfalos. Además de otros tantos animales como jirafas, cebras, hienas, gacelas, hipopótamos, guepardos (el más rápido del planeta); también veremos aves acuáticas como los flamencos y pelícanos, y no podemos olvidar que estarán acechando, los cocodrilos.
Visitaremos el Parque Nacional Amboseli a los pies del Monte Kilimanjaro, la Reserva Masai Mará donde cenaremos con los Masai, que nos representarán un típico “ataque” de sus guerreros, danzas y cantos que nos transportarán en el tiempo.
El Cráter de Ngorongoro en Tanzania, considerado una de las maravillas del mundo.
El parque Nacional Serengueti, donde se realizan la mayor parte de las filmaciones de películas de Hollywood y documentales de Discovery o National Geographic.
Un punto aparte merece el Lago Nakuru, conocido mundialmente por la gran concentración de flamencos y pelícanos.
Dentro de nuestro viaje viviremos la experiencia única de alojarnos en un hotel sobre los árboles, y desde sus balcones podremos saborear el atardecer (té mediante) y la vida animal nocturna, así como un increíble sobrevuelo en Globo por la sabana de Kenia donde se podrá observar su fauna y flora desde otra perspectiva.
Una aventura única con la posibilidad de extender el viaje a las paradisíacas Islas Seychelles en el Océano Indico.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Visitar africa

MÚSICA PARA EL DIOS
Mientras se asa la carne, danzas y cantos celebran el acontecimiento. Delante de las jóvenes reunidas en un círculo, los bellos morones bailan saltando con los pies juntos. Las nditos se contonean al ritmo de los cánticos, y los collares de perlas ondulan graciosamente sobre sus espaldas desnudas. Un poco escondidos y con la mirada nublada por efecto del aguamiel, los ancianos alaban los méritos de sus rebaños. La fiesta llega a su apogeo. A mí, inmerso en la intimidad de este pueblo, me invade un sentimiento de plenitud.
Arrastrado por el viento, el canto de los masai inunda el valle. Después, se eleva hacia la montaña del dios. Gruesos nubarrones negros se amontonan sobre la cima. Enkai ha escuchado a sus hijos favoritos y, satisfecho, se dispone a enviarles la lluvia tan deseada.

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Viaje a africa

Visita a la región de Natrón
El desplazamiento al territorio masai parte de Arusha, forzosamente en vehículo todoterreno. El trayecto dura unas siete horas, o más, según las condiciones de la ruta. Lo mejor es recurrir a un operador con experiencia en la organización del recorrido. Una compañía especializada en la región es Nature Discovery, de Arusha. Un viaje al lago Natrón que incluya alquiler del vehículo, conductor-guía, tiendas, comida y asistencia logística cuesta entre 18.000 y 22.000 ptas. por persona y día (el precio varía según sea el número de participantes).

Escrito por en Africa

Sin Comentarios

Next »