Archivos para 'Cartagena de Indias en Colombia' Categoría

Lugares turisticos de cartagena

Con Nico recorrimos varios puntos representativos de Cartagena, pero éste es uno de esos sitios que es mejor conocer sin rumbo fijo, igual que sus habitantes, que viven deambulando por las calles, guiados por la hermosura de una ciudad que alterna callecitas y palacios, miradores y rincones, pasadizos y murallas.
Más allá de iglesias y catedrales, Cartagena enamora con sus plazas. Cualquier camino desemboca en la de San Diego o en las orondas figuras de Botero, que decoran la Plaza de Santo Domingo. Y uno se para allí y admira el encanto de los edificios, y entra por inercia en un restaurante para cenar pescado mirando el trajín de gente. Y en otras plazas, los jóvenes danzan al ritmo de los tambores, ellas vistiendo de blanco y ellos con sombrero. Y perdido en esos instantes, uno se siente viajero.

Escrito por en Cartagena de Indias en Colombia

Sin Comentarios

Imagenes del castillo de san felipe

La fortaleza fue en su día la edificación militar española más grande del Nuevo Mundo. Sus altísimas murallas se elevan sobre el cerro de San Lázaro y desde sus torres se gobierna el paisaje de la ciudad. En 1535 se puso la primera piedra de este laberinto de túneles, desde donde se controlaba al enemigo. Hoy, una gran bandera colombiana ondea en lo más alto. Nico sujetaba uno de sus extremos con firmeza para ayudarnos a configurar un plano, pero aquella estampa del hombre negro como el carbón sujetando su emblema nacional era mucho más solemne que la propia bandera.
Junto al Castillo de San Felipe se ha erigido una curiosa estatua cuyos protagonistas son dos zapatos desgastados de bronce. El monumento a los Zapatos Viejos me parecía un buen homenaje. Yo mismo calzo unas zapatillas que han pisado el suelo de más de cuarenta países. Bien merecen un monumento.

Escrito por en Cartagena de Indias en Colombia

Sin Comentarios

Castillo de san felipe cartagena de indias

Eva y yo habíamos salido sin mapas, planes y destinos. En una terraza cualquiera de una plaza arbolada fuimos abordados por un desfile de comerciantes callejeros. Gafas de sol, batidos, gorras de Cartagena, pulseras, trucos de magia, mapas de la ciudad, postales, helados, es-tampitas… Los vendedores no insisten ante la negativa, no pierden la compostura. Supongo que este carácter tranquilo se ha forjado a fuerza de vivir y convivir con el turismo. En las ciudades del interior imagino una cultura de raíces más violentas, pero Cartagena ha sabido evitar la influencia de tipos como Pablo Escobar y ha crecido esquivando en cierto modo el narcotráfico. La luz del Caribe ha ahuyentado aquellas sombras. Acudí a las oficinas del Cartagena de Indias Convention & Visitors Bureau (CICAVB), donde nos esperaban. Francisco organizaría nuestra visita por el norte de Colombia. Era un tipo campechano que veía siempre el lado positivo de las cosas. Esa misma tarde nos instalaron en el hotel Las Américas equipado con jacuzzi, campos de golf, pistas de tenis, playa privada y habitaciones con un balcón en el que corría una brisa anestesiante. Con el café de la mañana y la macedonia de frutas apareció Nico, un hombre de unos cincuenta años, alto, negro, elegante, con un semblante afable. Con él nos acercamos al Castillo de San Felipe.

Escrito por en Cartagena de Indias en Colombia

Sin Comentarios

Conociendo cartagena de indias en colombia

Cartagena de Indias ha sabido evitar la influencia de tipos como pablo escobar y ha crecido esquivando en cierto modo el narcotráfico.
Gabriel García Márquez la describió como el lugar más hermoso de la Tierra. La magia de la ciudad se extiende por sus plazas, con fuentes andaluzas, plantas tropicales y colores brillantes; por sus calles estrechas y amplios balcones para mirar la vida paseando por las aceras; por sus costas, con playas que comparten pescadores, turistas y vendedores de jugos de papaya. Pero resulta más absorbente el carácter de sus gentes, generosos con las sonrisas. Conocimos a dos palenqueras que cargaban con cuencos repletos de frutas sobre la cabeza y unos vestidos tan naranjas que casi nos cegaban. Yo me aventuré a probar aquella técnica que ellas practicaban con naturalidad. Imposible. Mantener estable aquel cuenco de frutas era una proeza que no estaba a mi alcance. Ellas se reían sin complejos mostrando sus dientes blancos sobre un rostro negro como el tizón. Se despidieron sin dejar de reír y admiré aquel porte, ese equilibrio con el que se alejaban.

Escrito por en Cartagena de Indias en Colombia

Sin Comentarios

Fotos de cartagena de indias

Colombia a pie de calle.
El embrujo de ciudades como Cartagena de Indias; el encanto de sus pueblos y la vitalidad de los colombianos acompañan nuestros expedicionarios en su via por el país sudamericano.
Cartagena de Indias era nuestra recompensa después de cinco días de navegación. Necesitábamos una buena ducha y una cama inmóvil. Dormí plácidamente algunas horas y desperté de la siesta como quien ha estado invernando y descubre la primavera. El bullicio de las calles nos contagiaba esa vitalidad tan propia de los colombianos. La ciudad está diseñada con I? misma alegría, huyendo de los grises y del silencio.

Escrito por en Cartagena de Indias en Colombia

Sin Comentarios