Archivos para 'Deportes' Categoría

Nueva Zelanda turismo

Hoy recorréis Nueva Zelanda y veis kilómetros y kilómetros de suaves colinas cubiertas de prados verdes, arroyuelos en las vaguadas con sus chopos dorados, 60 millones de ovejas pastando, 9 millones de vacas, granjas… Todo os parece muy bello, pero antes no estaba ahí. Más de la mitad de la superficie del país es hoy pastos y prados, y antes estaba cubierta de bosques. ¿Entendéis lo que significa? Mataron los árboles. Yo conocía a muchos de ellos. Eran dulces y tranquilos, y cuando hablaban cantaban con suave murmullo. A veces los llamo por sus largos nombres, y ninguno me responde.
Mientras esto hacían, aquellos hombres, nostálgicos de su brumosa isla natal, encontraron algunos rincones que se la recordaban, y erigieron ciudades, como Christ-church, que son un calco de las que dejaron atrás.
Mi bosque tampoco escapó a la destrucción. A principios de siglo, los leñadores aparecieron en sus límites, en busca de los kaurís. Nuestra madera se consideraba «preciosa». Y con nuestra resina, la goma kaurí, fabricaban barnices. Avanzaron hacia el interior del bosque, talando y talando. Veía a mis hermanos caer estrepitosamente: kaurís que echamos raíces juntos, que crecimos y florecimos por primera vez en la misma primavera. Árboles con personalidad propia. Y aún peor: veía el futuro desvanecerse para siempre. Pero algunos pakehas y maoríes se rebelaron y organizaron una campaña para salvar el bosque. Finalmente, enj 1952, el Gobierno declaró a Wai-poua como santuario.
Yo fui un privilegiado. Me salvé, y aún puedo estremecerme de placer al sentir la lluvia golpear mis hojas, humedecer la sequedad de mi corteza y llegar a mis raíces, a través de la tierra porosa. El agua sube rápida por mis vasos leñosos, y todo mi ser se insufla de savia nueva y fresca. Sí, mis hojas aún inundan el aire con oxígeno puro, para disfrute vuestro y de todos los seres vivos.

Escrito por en Deportes

Sin Comentarios

Navegación

Amén de los éxitos en rugby, otros momentos de gloria fueron la conquista del Everest por Edmund Hillary (1953) y, en especial, el triunfo obtenido sobre Estados Unidos en la Copa América de vela de 1995.

Escrito por en Deportes

Sin Comentarios

Pasión por los deportes

Ningún país tiene tantas facilidades para practicar toda clase de deportes como Nueva Zelanda. Sus magníficos escenarios naturales han propiciado que el deporte esté al alcance de todos sus habitantes. No hay prácticamente ningún neozelandés que no viva cerca del mar, de un río, de un lago o de las montañas. Por lo demás, piscinas, pistas de tenis y demás recintos deportivos son generalmente públicos. Tanto en la isla del Norte como en la del Sur, el rugby, el «jogging», la vela y el criquet son los deportes más populares.

Escrito por en Deportes

Sin Comentarios

Rugby

Si el deporte, en general, es un gran nexo de unión entre todos los neozelandeses, maoríes y blancos, el rugby lo es en grado superlativo. Los triunfos de la selección en las canchas mundiales constituyen su mayor seña de identidad. Los All Blacks, como se llama al equipo nacional, han ganado repetidamente la Copa de Mundo -la última vez hace pocos meses, a finales de 1997-, y su superioridad sobre la selección de Inglaterra, cuna de este deporte, llena de orgullo a todos los kiwis. Los All Blacks son
famosos en el mundo entero por su espíritu de lucha, y aún más por la haka, danza ritual maori que ejecutan antes de cada partido esta costumbre es sin duda la mas grafica y espectacular manifestacion de la integracion racial y de la asuncion de los valores maories que respira hoy día el pais.

Escrito por en Deportes,Rugby

Sin Comentarios