Archivos para 'Guatemala' Categoría

Guia practica para Guatemala

¿Cómo llegar?.
Desde Buenos Aires a Ciudad de Guatemala hay vuelos diarios, con escalas en Panamá o Costa Rica. El costo del ticket ida y vuelta es de $ 890 más impuestos.
Requisitos migratorios:
Los pasajeros argentinos no necesitan visa para ingresar. Alcanza con el pasaporte y el boleto de ida y vuelta. Al salir del país se debe pagar 30 dólares de impuesto.
La temperatura media es de 20°C, en el área de la costa las mismas llegan a 37, mientras que en las tierras altas descienden varios grados. La época lluviosa se extiende de mayo a octubre, y generalmente llueve todos los días por las tardes.
La lengua oficial es el español, pero se hablan alrededor de 21 dialectos, el quiche y el cakchiquel son los más utilizados.
La moneda es el Quetzal. Un dólar equivale a 7,70 quetzales. Para cambiar dinero se recomienda hacerlo en los bancos que permanecen abiertos de lunes a viernes, de 8:30 a 19:30. En lugares turísticos, como Antigua y Chi-chicastenango, inclusive operan los sábados y domingos.
¿Dónde alojarse?:
El precio de los taxis es bajo, pero siempre conviene acordarlo antes de iniciar el viaje.
¿Cómo moverse?:
El transporte público es muy barato y todas las ciudades están muy bien comunicadas. Viajar de una localidad a otra es toda una “experiencia”, los conductores manejan muy rápido y los ómnibus van desbordados de gente.
¿Dónde comer?:
La comida típica es muy sabrosa, pero también existen restaurantes que ofrecen cocina internacional. Hay me-nús del día, de 4 a 10 dólares, que incluyen entrada, plato principal y postre. Los frijoles y las tortillas acompañan siempre todas las comidas.
¿Dónde comprar?:
La artesanía guatemalteca es de gran calidad y variedad. Se pueden comprar tejidos, huípiles, cerámica, hamacas, artículos de plata y jade. En los lugares turísticos hay mercados y ferias artesa-nales, aunque Chichicastenango es el mejor para traerse los recuerdos. Para conseguir buenos precios, siempre es necesario regatear; los vendedores suelen bajar a la mitad del valor.
En Antigua, hay tiendas que ofrecen artesanías en jade a muy buenos precios.
Vida nocturna:
En todo el país rige la ley seca, que establece que los lugares nocturnos deben cerrar a la 1 de la madrugada, motivo por el cual se acostumbra a salir temprano. En Panajachel y Antigua hay gran cantidad de bares, discos y opciones para todos los gustos y edades.
Vida nocturna:
Para disfrutar al máximo de la visita a Tikal, es aconsejable contratar un guía especializado que se ofrece en la entrada de las ruinas. Por otro lado y debido a las altas temperaturas, es imprescindible llevar protector solar así como repelente contra insectos.
Más información:
Oficina de Turismo de Guatemala en Buenos Aires: Santa Fe 530, Piso 5. Tel.: 4311-1488.

Escrito por en Guatemala

Sin Comentarios

Tikal Guatemala

Tikal, tan cerca del cielo
Tikal es uno de los más impactantes y poderosos centros mayas que se hayan encontrado hasta el momento y el lugar más visitado de Guatemala. Descubierto oficialmente por Modesto Méndez en 1848 y declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1979, cuenta con más de 4.000 estructuras arquitectónicas.
Actualmente se están realizando trabajos de restauración en diferentes monumentos, pero todavía hay zonas inexploradas y templos cubiertos por la vegetación.
Ocupada por los mayas desde el 800 a.C, en el 250 d.C. ya era una influyente ciudad religiosa, comercial y cultural con aproximadamente 100.000 habitantes. Lo que caracteriza y hace especial estas ruinas, aparte de sus monumentales pirámides, palacios y templos, es que se encuentran en el medio de la selva.
El recorrido puede comenzar por la Gran Plaza o Plaza Mayor, centro arqueológico donde probablemente vivían los nobles y que ostenta dos de los más importantes templos: el número I o Gran Jaguar, y el número II o de las Máscaras. La mejor vista panorámica se logra ascendiendo por medio de escaleras de madera al Templo IV, de 65 metros de altura, que todavía está cubierto de maleza.
Lo habitual es conocer el sitio en un día, pero si lo que se busca es disfrutar en profundidad, es aconsejable disponer de dos días, ya que en total se caminan entre 10 y 20 kilómetros. Además de la arquitectura y la arqueología, también es el lugar indicado para la observación de animales, en especial de aves.
Luego de visitar todo el parque, de conocer la cultura y su gente y de estar a casi 70 metros de altura, la sensación es haber dado un paseo por el tiempo, por la historia y, la de haber logrado estar -aunque sea por una vez- muy cerca del sol.

Escrito por en Guatemala

Sin Comentarios

Ruinas maya en Quiriguá

Hacia el mundo maya.
Desde la capital, Ciudad de Guatemala o “Guate”, es posible llegar en tan sólo media hora de avión hasta Flores, la localidad más cercana a Tikal. Si se elige realizar el viaje en ómnibus o en auto, el trayecto demandará aproximadamente entre 8 y 10 horas. Pero si se dispone de más tiempo, lo ideal es ir desde la capital hacia Puerto Barrios, en el Caribe guatemalteco, navegar por el río Dulce, conocer la ciudad de Livingston y finalmente arribar a Flores.
Esta alternativa permite acercarse a otra Guatemala, la de la zona subtropical que mira al Caribe, la de las palmeras y las plantaciones de bananos, la de la población de origen afro-caribeña.
Antes de llegar a Puerto Barrios, es posible adentrarse en el mundo maya en Quiriguá, pequeño centro pero de gran interés para el estudio de la epigrafía, a través de las inscripciones talladas en sus estelas.
Desde Puerto Barrios se inicia la navegación por el río Dulce, única forma de acceder a Livingston, ubicada sobre su desembocadura. Vale la pena visitar este pequeño pueblo de pescadores con casas de maderas multicolores, donde en la población se evidencia el mestizaje de negros e indígenas (garífunas) que aún conserva sus raíces y tradiciones, especialmente desde el punto de vista artístico y gastronómico.

Escrito por en Guatemala

Sin Comentarios

Visitar Guatemala

Día de mercado.
Colores y luces, aromas, música, incienso, bullicio… es Chichicastenango o “Chichi” (como lo abrevian en la zona), el mercado indígena más importante de Guatemala. Recorrer sus puestos en los que se ofrecen tejidos, mantas, huípiles, tapices, cerámica, máscaras, muñecas y alimentos lleva varias horas. El mercado comienza a funcionar a las 8 de la mañana y a las 4 de la tarde casi no hay actividad, por lo tanto conviene llegar bien temprano o pasar la noche anterior en Chichi y observar como cambia el ritmo del pueblo, de la tranquilidad al ajetreo para celebrar la fiesta en la que se convierte cada jueves y domingo, únicos días de la semana en los que funciona.
Pero no todo es compras; la Iglesia de Santo de Tomás, que preside el mercado, es un referente para vivenciar el sincretismo religioso, los ritos propios de la cultura maya y los de la Conquista. En las escalinatas los sacerdotes mayas queman incienso, mientras el interior se encuentra cubierto de velas y pétalos de rosas que ofrendan los indígenas.

Escrito por en Guatemala

Sin Comentarios

Viaje a Guatemala

Las tierras altas.
Desde Antigua, son aproximadamente dos o tres horas hasta el Volcán y lago Atitlán. Panajachel no es sólo el pueblo que cuenta con mayor infraestructura turística, si no también el punto de partida para recorrer los alrededores.
“Pana” -así la llaman cariñosamente-, que durante la década del 70 fue un paraíso hippie, hoy cuenta con gran cantidad de hoteles, restaurantes, bares, negocios, puestos de artesanías callejeros, cyber cafés y agencias de viajes que ofrecen excursiones.
Cuando cae el sol, el lago regala una de las mejores vistas de los volcanes, Tolimán, San Pedro y Atitlán.
Desde el embarcadero, parten las lanchas hacia las distintas poblaciones que se esparcen a orillas del lago. En total son 14 pueblos de origen maya, cada uno conserva su idioma, sus costumbres y se diferencian por la vestimenta. Los de azul son los de Santa Catalina Palopó, los de rojo de San Antonio Palopó, y así sigue.
Si bien se puede acceder a la mayoría de los pueblos, se recomienda una visita a Santa Catalina Palopó, con su hermosa iglesia y sus calles tranquilas, y a Santiago de Atitlán, un poco más turístico, donde abundan los puestos de artesanías y se rinde homenaje a la deidad local Maximón.

Escrito por en Guatemala

Sin Comentarios

Turismo en Guatemala

Con una superficie de 109.000 kilómetros cuadrados, Guatemala lo tiene todo: gran diversidad de etnias y de paisajes, una tierra que abarca desde la exuberante selva en la zona del Peten -donde se encuentra uno de los más maravillosos centros arquitectónicos mayas-, hasta sus 40 volcanes, sin olvidar sus lagos y sus playas, negras en el océano Pacífico y blancas con agua cálida y transparente sobre el mar Caribe.
Su gente es un capítulo aparte. Por un lado, la gran mayoría indígena representa el 60% de sus habitantes y habla 21 dialectos diferentes -el quiche y el cakchikel los más utilizados-; por otro, los mestizos o ladinos (como gustan llamarse a sí mismos) y los garífunas, la población negra que vive en la región caribeña.
Toda esta diversidad cultural, geográfica, religiosa -sincretismo entre las creencias mayas y el cristianismo- son motivos suficientes para conocer y descubrir el país de la eterna primavera.

El corazón colonial.
Antigua, a sólo 45 kilómetros de la capital del país, se recuesta al pie del Volcán del Agua, fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad y constituye uno de los mejores exponentes coloniales de América latina.
Recorrer sus calles angostas y empedradas, detenerse a observar sus balcones y ventanas, las orquídeas, las mujeres con sus vestimentas típicas, el rosado de las paredes o los faroles encendidos por las noches, es retroceder en el tiempo, tal vez a 1543, año de su fundación. Perderse por las calles del Tercer Poniente o del Desengaño es la mejor manera de conocerla, pero hay muchos sitios que merecen una visita como la plaza de Armas, con la catedral y el palacio de los Capitanes Generales o sus numerosas iglesias y Conventos, de los que actualmente sólo es posible contemplar sus ruinas (fueron devastados por los terremotos, el más importante ocurrido en 1773).
Para escuchar y aprender sobre la música maya y sus instrumentos es imprescindible hacer una escala en la Casa Ko-jom o la Casa de la Música, un museo donde se puede aprender sobre los instrumentos utilizados por los indígenas y ver un interesante audiovisual.
Antigua, es también un destacado centro para el estudio del español. Cuenta con gran cantidad de Academias y es muy usual ver estudiantes con sus libros en la plaza principal, como así también muchos visitantes deslumhrados por esta
ciudad romántica y detenida en el tiempo.
La vida nocturna se desarrolla alrededor de la plaza de Armas y sobre la calle Real donde hay numerosos bares, muchos de ellos iluminados con velas, restaurantes y discos. Hay para todas las preferencias; están los más íntimos, los que congregan pasajeros de todas las nacionalidades o los preferidos por sus habitantes.
Semana Santa es un experiencia distinta, el olor a incienso y aserrín impregna el aire, las calles se convierten en alfombras de pétalos de flores con diseños creativos. La ciudad desborda de gente, los lugareños en procesión recrean la historia de la Pasión, mientras que curiosos turistas observan y disfrutan del maravilloso y colorido espectáculo.

Escrito por en Guatemala

Sin Comentarios