Archivos para 'Italia' Categoría

Rejuvenecen al Coliseo

Rejuvenecen al Coliseo.
El anfiteatro romano, donde fueron celebrados tantos combates entre gladiadores y en el que los cristianos eran arrojados a las fieras, será restaurado para que el mundo entero disfrute de este excepcional monumento histórico. El proyecto, para el que fueron asignados 18 millones de dólares y que está llevando a cabo el arquitecto Giangiacomo Martines, persigue -además, lógicamente, de restaurar el monumento-la posibilidad de proporcionar datos valiosos para la investigación del edificio más grande del mundo antiguo, así como expandir el área abierta al turismo de 15 al 85 por ciento. Entre las mejoras previstas, que se calcula estarán finalizadas, ya se instaló un paso de madera que cruza la superficie de la arena, para que el público pueda tener mejor vista de las cámaras y mazmorras en donde se encerraba a luchadores y animales.

Escrito por en Italia

Sin Comentarios

Sicilia

Sicilia
Sicilia es la isla más grande del Mediterráneo, también conocida como “El Granero del Mediterráneo”. Es un
isla volcánica, al igual que todas las que conforman el archipiélago.
El volcán Etna, con sus 3322 mt de altura, ubicado en la orilla este de la isla, es el de mayor altura de Europa en actividad, después del Teide. Podremos ascender al mismo para poder ver su impresionante cráter y las hermosas vistas que se pueden disfrutar de la isla.
Visitaremos villas muy pintorescas como Taormina, enclavada a 200 mt de altura sobre el Monte Tauros, una espléndida terraza natural, frente al mar, con un entorno de paisajes realmente fantásticos.
Además de sus callejuelas empedradas, jalonadas con finas tiendas, encontraremos un antiguo teatro romano en un extremo de la villa; con la bahía de Naxos y el Etna a sus espaldas, lo que hace una de las mas hermosas postales de Sicilia. Taormina es sin lugar a dudas una de las más preciadas joyas sicilianas.
La isla cuenta con sitios arqueológicos de gran importancia, como los Templos de Agrigento, Siracusa y Selinuente, o los mosaicos del Palacio de Piazza Armerina, entre otros.
En Palermo, el más importante puerto, y pintoresca ciudad, destaca su Catedral con mosaicos bizantinos de formidable belleza.
Nuestro viaje nos llevará también a Catania, rodeada de una variedad de paisajes, situada entre el Mar Jónico y el Monte F.tna.
Visitaremos la ciudad griega más importante de Sicilia, como lo fue Siracusa, en la costa oriental de la isla entre Catania y el cabo Pachynus. Fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Visitaremos su anfiteatro romano, el más grande la isla del siglo I a. C. El Teatro Griego, testimonio de la arquitectura griega del siglo II a. C, capaz de albergar 15.000 espectadores. La Catedral de Siracusa del siglo VII, de influencia barroco siciliano.
Sicilia quedará impregnada en sus retinas por sus paisajes, el colorido de su campiña, sus bellas playas, la gastronomía típica y la amabilidad de los isleños.

Escrito por en Italia

Sin Comentarios

Precauciones en italia

Napoles no se ajusta el cliche de ciudad violenta consolidado por las cronicas de sucesos. Aun asi, conviene tomar ciertas precauciones para evitar los tirones, nada raros en el casco viejo. Recientemente se han promulgado varias ordenanzas municipales para ponerles coto; la mas importance se decreto el pasado mes de septiembre y
prohibe que las motocicletas (vehiculos preferidos por los profesionales del tiron) circulen por muchas zonas del centro historico.

Escrito por en Italia,Napoles

Sin Comentarios

Norte de Italia

Caserta es la prolongación natural de la visita a Ñapóles. En ella se halla el Palacio Real de los Borbones (1752-1774). Muy cerca está Sta. Maria Capua Vetere, lugar donde se fundó Capua; conserva muchos restos romanos: el Anfiteatro, el Arco de Adriano y el templo Mitreo, que estaba reservado al culto del dios persa Mitra.

Escrito por en Italia

Sin Comentarios

Cultura de napoles

Los napolitanos se sienten orgullosos de su herencia cultural y de la brillante historia de la ciudad,perfectamente visible en muchos edificios públicos.

Los napolitanos se sienten orgullosos de su herencia
cultural y de la brillante historia de la ciudad,
perfectamente visible en muchos edificios públicosLos napolitanos se sienten orgullosos de su herencia
cultural y de la brillante historia de la ciudad,
perfectamente visible en muchos edificios públicos

Escrito por en Italia,Los napolitanos,Napoles

Sin Comentarios

Herencia cultural

Los napolitanos se sienten orgullosos de su herencia cultural y de la brillante historia de la ciudad,
perfectamente visible en muchos edificios públicos.

Escrito por en Italia,Los napolitanos

Sin Comentarios

Ciudades de italia

En Roberto De Simone percibí algo que ya no volvió a sorprenderme al conversar con napolitanos: el orgullo de pertenecer a una cultura refinada. En el norte de Italia arreciaban las proclamas de la Liga, fustigadoras de los meridionali, un eufemismo que etiqueta a los nacidos al sur de Roma. De Simone esquivó el tema y evocó la Ñapóles del siglo XVIII, la capital de la música europea que contaba con cuatro conservatorios y maestros de cámara en todas las cortes europeas. Luego, recordó los episodios que condujeron a la unidad italiana y la llegada de los Saboya, cuando Ñapóles fue relegada a ciudad de segundo orden. Interpreté sus palabras como un noble artificio que insinuaba su menosprecio por quienes izan las banderas de la Padania en los valles alpinos.
Cuando nos despedimos, era casi de noche, y abajo brillaban las luces de Ñapóles. Descendí la pendiente dando tumbos y llegué en pocos minutos a Mergellina y a Porto Sannazaro, donde atracan los yates de la burguesía, que a esta hora, en las terrazas del paseo marítimo, da un sorbo al café y mordisquea el baba, un dulce muy parecido a nuestros «borrachos». Pensé que, para esa minoría que saborea las horas del crepúsculo contemplando el horizonte quebrado por los farallones de Ca-pri, Ñapóles es el paraíso terrenal que describió Goethe en 1787.
«Bajo el cielo más puro, la tierra más insegura», escribió Goethe, aludiendo a la naturaleza volcánica de la bahía de Ñapóles. La sombra del Vesubio pesa como una amenaza permanente sobre la ciudad. Y el culto a San Gennaro, patrono tutelar, tiene mucho que ver con el temor a los terremotos y las erupciones.
Cuenta la leyenda que el cuerpo del mártir fue recogido por un hombre al que había sanado de su ceguera. En tiempos de Constantino, cuando los restos del santo fueron trasladados de la vecina Pozzuoli a Ñapóles, la sangre coagulada se licuó en presencia del obispo san Severo. Desde entonces, la licuefacción se repite dos veces al año, en mayo y septiembre. Es sabido que, así, el santo libra a los napolitanos de la devastación total. Cuando no se produce con puntualidad, las puertas de la catedral, donde se custodian las dos ampollas con su sangre, permanecen abiertas día y noche para que la multitud pueda rezar en su interior. Si el santo se retrasa en exceso, las plegarias dejan paso a los gritos: «San Genna’, fa presto!».

Escrito por en Italia,Los napolitanos

Sin Comentarios