Archivos para 'Maravilloso dios' Categoría

Maravilloso dios

Fue el dios Tañe Mahuta quien creó a la mujer con tierra roja y le insufló vida a través de la nariz. Se desposaron y tuvieron una hija. También se casó con ella, y así nacieron los hombres sobre la Tierra. Los maoríes sabían lo que hacían cuando, al conocerme, me llamaron Te Tañe Mahuta. Ellos entendían de otra manera el bosque.
Los maoríes también talaban kaurís. Yo he conocido algunos que, convertidos en canoas de veinte metros, bellamente esculpidos y teñidos de rojo, volaban sobre las olas como gaviotas. Esto no me hace daño. Es un destino bello.
Al cumplir mi primer milenio, Aotearoa ya había cambiado mucho. Por aquellos años, vi pasar ante la costa dos extraños navios con grandes velas blancas. No se pararon, pero en voz de los maoríes escuché que en ellos navegaban unos hombres pálidos. Los comandaba
Abel Tasman, que llamó Staten Landt a esta tierra (luego le dirían Nueva Zelanda, en memoria de una provincia de su Holanda natal). Transcurrió mucho tiempo antes de que volviera a ver hombres y barcos semejantes. Fue en 1769, y al frente de ellos iba un capitán inglés que luego sería famoso, James Cook.
Justo por entonces, lloraba la muerte de las últimas moas. Ya hacía años que no pasaban bajo mi copa, ni dormían junto a mi tronco. Desde bosques, valles y montañas, me llegaba el desgarro de sus despedidas. Tardé en entender bien su significado. Y desde luego, ni imaginaba lo que estaba por venir.

Escrito por en Maravilloso dios

Sin Comentarios