Archivos para 'Polonia' Categoría

La independencia de los polacos

La independencia de los polacos

LA INDEPENDENCIA, IDEAL Y OBSESIÓN DE LOS POLACOS:
Aunque entre los antepasados remotos del pueblo polaco figuran godos, lituanos, finlandeses y celtas, el elemento eslavo es el que predomina, tanto en la raza como en la lengua polacas. En general, el polaco es de estatura mediana, tez blanca, cabello castaño y ojos claros. Es sumamente vigoroso y trabajador, y muy amigo de la música y las fiestas, poniendo en la diversión el mismo empeño que en una labor difícil o en un combate fiero. Su valor, que raya en la temeridad, es tan proverbial como su nacionalismo y su individualismo. Pero esta última cualidad, en opinión de algunos historiadores, a veces ha resultado negativa, pues ha dificultado la unidad nacional en momentos en que era indispensable la colaboración de todos para mantener la independencia. Sin embargo, otros estudiosos eximen de toda culpa los infortunios de Polonia, los cuales explican en función de la situación geográfica y la topografía de la nación. La primera hace de ella una especie de “parachoques” entre dos poderosas potencias ex-pansionistas, como lo han sido Rusia y Alemania a través de la historia; la segunda, la hace fácilmente accesible desde el exterior, ya que carece casi por completo de defensas naturales.
Tal vez por lo difícil que les ha resultado conservarla, los polacos tienen casi una obsesión por la independencia… y no sólo por la propia, sino por la de todo el mundo. En cuanta gesta emancipadora tuvo lugar en los siglos XVIII y XIX, participaron con distinción héroes polacos: Kazimierz Polaski murió luchando por la independencia de los Estados Unidos, y el célebre general Tadeus Kosciuszko comenzó a dirigir la insurrección polaca de 1794 vestido con un uniforme de patriota norteamericano.
En 1848, Josef Bem dirigió un ejército húngaro contra Austria y Rusia; el mismo año, el notable poeta Adam Mickiewicz organizó en Roma una “legión eslava” que colaboraría en la revolución italiana contra Austria. Y Jarowslaw Da-browski y Valery Wroblewski, otros dos patriotas que habían colaborado en la insurrección polaca de enero de 1863, se encontraban entre los jefes militares que defendieron a París durante el sitio prusiano de 1871.

Escrito por en Polonia

Sin Comentarios

EL PERFIL ECONÓMICO DE POLONIA

EL PERFIL ECONÓMICO DE POLONIA

EL PERFIL ECONÓMICO DE POLONIA:
Vístula es el nombre con que se conoce en lengua castellana el río Wisla, que corre enteramente dentro de Polonia, siendo su principal medio de comunicación fluvial (aunque sólo es navegable de marzo a julio). Es de suma importancia económica para un país que se industrializa rápidamente, aunque depende todavía en gran parte de la agricultura. Y, desde luego, su nombre está ligado a importantes acontecimientos históricos y a las leyendas de las que ha surgido la historia de Polonia. Baña a la capital, Varsovia, a la antiquísima Cracovia, a Torum y a Gdánzk (o Dan-zig) antes de verterse en el Báltico por el golfo de Danzig, a donde llega a través de un canal artificial excavado en 1895.
Además del de Gdánzk, son puertos importantes de Polonia en el Báltico los de Cdynia, Stetti y Kolobrzeg. El de Kozle, sobre el río Oder, es el primer puerto fluvial.
Polonia es el segundo productor de centeno y papa en el mundo, y el cuarto de remolacha azucarera. Como potencia carbonífera, es la quinta (superada sólo por Estados Unidos, la URSS, Gran Bretaña y Alemania), lo cual constituye una gran ventaja en su proceso de industrialización, y que compensa un tanto por el obstáculo que supone el tener que importar materias primas tales como hierro, bauxita, y petróleo (su producción de este último combustible es muy escasa). Polonia también produce abundante sal gema, azufre y cal, pero muy poco mineral de hierro y zinc. La hulla y el lignito se encuentran principalmente en la región de la Alta Silesia, que está totalmente dentro de su actual territorio, a ex-
cepción del pequeño distrito de Moravska, que fue cedido a Checoslovaquia tras la Segunda Guerra Mundial.

Escrito por en Polonia

Sin Comentarios

El gobierno de Polonia

El gobierno de Polonia

EL PAÍS HA RESUCITADO CON EL TAMAÑO DE HACE DIEZ SIGLOS:
¿Cómo es este país, que a pesar del maltrato de la historia, resurge una y otra vez de sus cenizas para anotarse distinciones tan fuera de lo corriente? La Polonia actual tiene más o menos las mismas dimensiones geográficas que alcanzó hace mil años, cuando el príncipe Mieszko, (de la dinastía Piast), unió bajo su gobierno a varios territorrios eslavos que se extendían entre los ríos 8ug y Oder. Fue el primer soberano polaco convertido al Cristianismo (año 960), y con él comienza la historia escrita de Polonia. Sin embargo, la historia del pueblo polaco se remonta mucho más atrás, pues las investigaciones arqueológicas han demostrado que, en el siglo III, habitaba en la región meridional de lo que es hoy el país, un pueblo cuyos integrantes son conocidos como visitulia-nos (Wislanie), los que acabaron por ser absorbidos por otro llamado polonés.
Estos límites actuales de Polonia fueron acordados entre julio y agosto de 1945 por los Estados Unidos, Inglaterra y la Unión Soviética —representados por sus dirigentes de aquel entonces, respectivamente, Harry S. Truman, Winston Churchill, y Josef Stalin— en la conferencia celebrada en la ciudad alemana de Postdam, quedando así el país con una extensión de 311.730 kilómetros cuadrados.
Aunque perdió terreno (antes de la guerra su superficie era de 388.000 kilómetros cuadrados), ganó una costa de 664 kilómetros en el Mar Báltico, circunstancia que ha facilitado su acelerado progreso. Antes del conflicto bélico, Polonia sólo tenía en ese mar 72 kilómetros de costa, los cuales constituían la salida al mar del llamado “corredor de Polonia” que se creó al finalizar la Primera Guerra Mundial.
El nombre de Polonia, en su propio idioma, es Polska, que significa “campos” y también “llanura”. Y, en verdad, Polonia es casi totalmente una extensión de tierra que presenta sólo ligeros accidentes topográficos, cuyas escasas elevaciones y orientación de Sur a Norte le imparten una agradable variedad al paisaje, aunque no alcanzan a quitarle un perfil que es, esencialmente, el de una llanura. Sólo en su región más meridional hay colinas algo elevadas que van desde el río San (que baja de los Cárpatos) hasta el Nesse.
El paisaje es vivificante en toda Polonia, debido a la abundancia de corrientes fluviales, lagos y bosques. Hay muchas poblaciones que conservan lo pintoresco de la antigua arquitectura provinciana predominante, y las ciudades —reconstruidas en su gran mayoría después de la Segunda Guerra Mundial— resultan majestuosas y armónicas por el rigor artístico con que se ha supeditado lo contemporáneo a lo tradicional en la restauración de sus edificios.

Escrito por en Polonia

Sin Comentarios

La vida en Polonia

circuitos polonia

POLONIA: UN ESTUDIO EN CONTRASTES:
Pero su triste suerte —a la que jamás se han resignado sus ciudadanos— no es el único elemento que hace de Polonia un país extraordinario, en la acepción más literal del vocablo. Ella es también la única nación que ha sido gobernada por un hombre que no debía su fama a la política, sino a la música: Ignace Jan Paderewski (1860-1940), el famoso pianista y compositor, que fue su Primer Ministro y Ministro del Exterior por espacio de casi un año, en 1919. Durante las llamadas guerras de religión, en el siglo XVI —la época de mayor intolerancia religiosa que ha conocido la humanidad— prevaleció en Polonia una libertad de cultos insólitamente amplia. Actualmente, aunque regida desde hace cuatro décadas por un régimen que se proclama oficialmente ateo, es el país más católico del mundo, siendo el único dentro de la órbita comunista en que existen escuelas religiosas, seminarios colmados de futuros sacerdotes, y templos atestados de fieles a quienes, por lo general, las autoridades se abstienen de molestar. De su suelo sujeto al marxismo, salió el año pasado rumbo a Roma el Cardenal Karol Wojtilya, arzobispo de la histórica ciudad de Cracovia, quien, con el nombre de Juan Paulo II —y después de haber sido coronado con la asistencia a la ceremonia de un enviado del gobierno polaco—, encabeza hoy a la Iglesia Católica como el primer Papa no italiano en cuatro siglos. Y, sin llegar a salirse de la órbita soviética (como lo hiciera fugazmente Hungría hace 23 años), es el único miembro de ese bloque que, pese a no tener fronteras con el mundo occidental, ha logrado mantener un cierto grado de independencia del mismo. Pero tuvo, para ello, que regar con su sangre las calles de la ciudad de Poznán en 1956 y 1960, y recurrir a medios de protesta poco frecuentes en los países socialistas: manifestaciones ilegales y huelgas obreras.

Escrito por en Polonia

Sin Comentarios

Polonia catolica

Polonia Catolica

Polonia es unánimemente reconocida como la nación más católica del mundo, a pesar de que hace treinta y tres años que es gobernada por los comunistas. La foto de la página opuesta recoge el episodio de María Magdalena, parte de la representación de la Pasión de Cristo que tiene lugar cada Semana Santa en la localidad de Kalwaria (al sudoeste de la ciudad de Cracovia). A esta procesión —cuyo inicio se aprecia en la foto superior— acuden anualmente más de 150 mil peregrinos de toda Polonia, y su ruta ha sido minuciosamente trazada conforme al plano de la antigua ciudad de Jerusalén. En la foto de la izquierda, indiferentes a la lluvia, un grupo de peregrinos escuchan a un sacerdote.

Escrito por en Polonia

Sin Comentarios

Cracovia

Cracovia

Cracovia —llamada “la Florencia eslava” por su brillante tradición cultural y artística— tiene su sección nueva con edificios modernos y funcionales, e industrias importantes como la nueva planta siderúrgica, construida con asistencia técnica japonesa y de Alemania Occidental. La mujer cracoviana no ha perdido su refinada feminidad, como lo demuestra la importancia que se da a los productos de belleza en los escaparates de los comercios. El ex Cardenal de Cracovia, Karol Wojtilya —a quien se aprecia en la foto superior cuando, en 1976, se trasladaba en coche a la aldea de Jurgow— es hoy el primer Papa no italiano que se ha elegido en cuatro siglos. No hace mucho, terminó de reconstruirse la estatua ecuestre del rey Ladislao, héroe polaco del siglo XV, la cual fue destruida durante la segunda guerra mundial.

Escrito por en Polonia

Sin Comentarios

Polonia

Polonia

Si se la mide por el valeroso empeño de su pueblo para preservar la identidad nacional, Polonia siempre ha sido inmensa. Pero en muchos momentos de su historia, esa heroica nación ha sido tratada como botín de guerra, de tal modo que, en cuanto a sus dimensiones geográficas se refiere, ha sido a veces grande, a veces pequeña… y a veces ni siquiera ha existido.
En efecto, al comenzar el siglo XVIII, Polonia era una de las naciones más extensas de Europa, y también una de las más cultas y prósperas. Sin embargo, al terminar el siglo, no existía más que en los corazones de sus hijos. Y es que el destino ha sido cruel con Polonia. Codiciada por sus vecinas más poderosas, se ha visto atrapada a lo largo de los siglos en la interminable pugna entre las potencias que la flanquean por el Este y el Oeste. Ha sido, en este sentido, como el niño que se disputaban las dos mujeres ante el sabio rey Salomón.
Polonia es unánimemente reconocida como la nación más católica del mundo, a pesar de que hace treinta y tres años que es gobernada por los comunistas. La foto de la página opuesta recoge el episodio de María Magdalena, parte de la representación de la Pasión de Cristo que tiene lugar cada Semana Santa en la localidad de Kalwaria (al sudoeste de la ciudad de Cracovia). A esta procesión —cuyo inicio se aprecia en la foto superior— acuden anualmente más de 150 mil peregrinos de toda Polonia, y su ruta ha sido minuciosamente trazada conforme al plano de la antigua ciudad de Jerusalén. En la foto de la izquierda, indiferentes a la lluvia, un grupo de peregrinos escuchan a un sacerdote.
Pero Polonia no tuvo, como la criatura bíblica, la suerte de que una de las partes que se la disputaban renunciara a ella para poder preservar su integridad. Por el contrario, las naciones que ambicionaban expansionar sus fronteras a su costa —principalmente Rusia y Prusia (hoy Alemania)— llegaron a un punto en su rivalidad que decidieron acelerar el desenlace. Y, para ello, no hallaron mejor expediente que el de hacer jirones el territorio polaco, repartiéndoselo —sin subterfugios ni eufemismos— hasta borrar literalmente del mapa a la desventurada nación.

Escrito por en Polonia

Sin Comentarios

Visitar Varsovia

Muchos de los grandes hoteles de la ciudad están ubicados en el barrio de Centrum, en las proximidades de la estación Central (Warszawa Centralna). No le habrá pasado, por tanto, desapercibido al lector la imponente mole del Palacio de la Cultura y de la Ciencia (Palac Kultury i Nauki), construido entre 1952 y 1955 como regalo de amistad de la Unión Soviética y fiel a la arquitectura del realismo socialista que inspiró a los rascacielos moscovitas. Hasta la caída del muro de Berlín se llamó Palacio Stalin, y dada su estética, los varsovianos lo conocen jocosamente como “el pastel de bodas ruso!’. Hoy día es sede de varias instituciones, los museos de la Técnica y de la Evolución, cines, teatros, restaurantes, oficinas, una librería y un club nocturno; en su salón de congresos se celebraban los del Partido Comunista, acogiendo en estos tiempos conciertos y festivales, como por ejemplo el Jazz Jamboree, un festival internacional en el que han tomado parter algunas figuras legendarias de la talla de Louis Armstrong o Ray Charles. Existe en Varsovia la polémica entre los que propugnan el derribo del edificio, por las connotaciones históricas que tiene, y otros que prefieren aprovechar sus instalaciones y dejarlo ahí tal cual está. Lo cierto es que el viajero termina acostumbrándose a su perenne presencia, y puede ascender hasta el piso treinta para disfrutar de una estupenda panorámica de la ciudad y sus alrededores. A la calle del Mariscal (Marszalkowska) se abren las Galerías Centrum, un centro comercial con restaurantes de comida rápida, y donde se concentran las tiendas de las grandes marcas internacionales de moda. Detrás, en la calle Szpital-na, para desayunar o para un tentempié, está la Confitería Wedel que, ubicada en un bello edificio, conserva todavía
su decoración original, que data de principios del siglo XX. Camino de la Ciudad Vieja, y admirando numerosos edificios y palacios de estilo neoclásico, pasaremos por la inmensa explanada de la plaza del Teatro, que antes de la guerra era el corazón de Varsovia. En su lado Sur se levanta el Gran Teatro Nacional (Teatr Wielki), considerado como el coliseo más grande de Europa. Fue construido entre 1825 y 1833 siendo arrasado durante la Segunda Guerra Mundial. Próximo al teatro, en la Plac Pilsudskiego, se alza el Monumento al Soldado Desconocido (Grób Nieznanego Zol-nierna); en sus pilares están inscritas todas las batallas libradas por los soldados polacos a lo largo de su historia. En la columna central de la parte trasera se lee: “Somosierra 30-11-1808; muchos españoles nos hemos enterado ahí que la

Escrito por en Polonia,Varsovia

One response so far

Castillo Real

EL CASTILLO REAL, en las dos imágenes de esta página, fue antigua residencia de los reyes polacos. Frente al castillo se levanta la columna de Segismundo III (página derecha), el rey que trasladó la capital de Polonia de Cracovia a Varsovia.
Muchos me tildarán de poco original cuando digo que Varsovia es como el Ave Fénix que resurgió de sus cenizas. Pero no puedo pensar en otra cosa cuando contemplo en el Museo de la Ciudad, y en unas postales que he comprado, las ruinas de esta hermosa ciudad tras los bombardeos alemanes de 1944, que no dejaron piedra sobre piedra. Nadie diría que la pintoresca plaza del Mercado, que parece surgida del Medievo, tiene escasamente cincuenta años. El 1 de agosto de 1944, estando ya las tropas rusas cerca del Vístula, los varsovianos se levantaron creyendo en su inminente liberación; durante los 63 días que duró el alzamiento murieron cerca de 200.000 personas. Hasta el 17 de enero de 1945 los rusos no entraron en la ciudad. En este conflicto Varsovia perdió a 800.000 de sus 1.300.000 habitantes. Una leyenda cuenta que Varsovia fue fundada por dos hermanos mellizos, Wars y Zawa, que vivían en una cabana del bosque junto al cansino Vístula. Ahí los encontró un duque que se había perdido mientras cazaba. Por haberle ayudado a encontrar el camino de regreso, el noble premió a los hermanos con una inmensa fortuna, lo que les permitió fundar una ciudad (Warszawa) hace 700 años. Otra versión, que me contó una guía en mi viaje, dice que Wars era un pescador, y que Zawa era una sirena que quedó atrapada por las redes que aquel echó al río; de su apasionado amor han naci- j do los dos millones de habitantes con los que cuenta hoy la ciudad. Así, la sirena se ha convertido en el símbolo de Varsovia, habiéndose levantado numerosas estatuas por doquier. Varsovia tiene un secreto encanto que cautiva pausadamente a sus visitantes e impregna de pasión a sus ciudadanos. La moderna Varsovia es una ciudad extensa con amplias avenidas donde aparecen cada día nuevos centros comerciales y altos edificios de oficinas. Afortunadamente, los puntos de i interés para el viajero están concentrados en dos itinerarios que pueden efectuarse en gran parte a pie.

Escrito por en Castillo Real,Polonia

Sin Comentarios