Archivos para 'Rusia' Categoría

Rusia Imperial

Nuevamente y como desde nuestros inicios, los invitamos a acompañarnos a Rusia Imperial; el programa que se ha convertido en el “leitmotiv” de nuestro calendario de Viajes Grupales. Luego de tantos años visitando el país más extenso del mundo, muchas son las preguntas que nos hacen quienes sienten curiosidad por este destino, tratando de imaginarse previamente cómo es Rusia. Tal vez la definición que más se aproxime, sea la ¡ que en alguna oportunidad esbozara el gran Winston Churchill: es “un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma”. Efectivamente, durante nuestro recorrido podremos tomar contacto con la realidad de un país muy cambiante; y a la luz de su historia intentaremos descifrar su presente, y así formar nuestra propia opinión sobre esta increíble nación para poder contrastarla con la del ex primer ministro británico.
Nuestra propuesta consiste en unir las dos ciudades más grandes de este país a través de una ruta fluvial
muy interesante en la que tendremos la oportunidad no solo de aprender más sobre la cultura rusa, sino también de visitar pequeñas ciudades marcadas por importantes hechos históricos; descubrir una gran riqueza arquitectónica tanto del punto de vista militar, religioso o civil, llegar a lugares únicos en el mundo declarados patrimonio de la humanidad, y hasta de vivir el fenómeno de las famosas noches blancas entre otros. Para lograr todo esto deberemos recorrer más de 1.300 km. atravesando canales, ríos como el Volga, el Sheksna, o el Neva, cruzar los lagos Onega y Ladoga (los más grandes de Europa); y hasta salvar una diferencia en el nivel de las aguas de más de 160 mts. hasta llegar al golfo de Finlandia, utilizando para ello más de 20 esclusas construidas desde la época de Pedro El Grande hasta la de Stalin.
Si esta primera aproximación ya le provoca cierta curiosidad al respecto de este destino, a continuación le damos más detalles para que ud. confirme que está en lo correcto: Rusia lo está esperando.
El sol brillando sobre las cúpulas doradas de las iglesias, jóvenes que pasean por los lugares de moda en sus lujosos y elegantes coches, soldados uniformados desfilando por la Plaza Roja, edificios modernos diseñados por los arquitectos más renombrados… Es Moscú, la capital política, económica y cultural que tan bien define a esta grandiosa nación. La ciudad que siempre se ha distinguido por la diversidad de su población y la riqueza de su cultura. Hoy más que nunca tanto visitantes como residentes podemos disfrutar de una gran variedad de propuestas, desde las más clásicas hasta las más vanguardistas. Tendremos la dicha de poder visitar el Kremlin con las catedrales de la Asunción, la Anunciación y San Miguel Arcángel, el cañón del Zar, la campana de la Zarina y el museo de la Armería que merece un destaque especial, así como los alrededores de las murallas donde no nos cansaremos de disfrutar una y otra vez las espectaculares vistas. Las famosas tiendas Gum, la increíble catedral de San Basilio, el museo de Historia Nacional, los Jardines de Alejandro y el Picadero. Pero esto es solamente el principio, también nos deleitaremos con el Museo Panorama Borodino, la galería Tetriakov con todo lo que se refiere al arte ruso hasta el siglo XIX, el museo Pushkin de Bellas Artes, los clásicos rascacielos de Stalin, la Iglesia de San Salvador, la Peatonal o Vieja Arbat y por supuesto también recorreremos las más destacadas estaciones del increíble Metro, visitando como broche de oro Serguiev Posad (Zagorsk), centro espiritual de la iglesia ortodoxa Rusa.
Llegó el momento de ponerse en marcha. Navegaremos teniendo la posibilidad de hacer un pequeño recorrido en el Anillo de Oro, una denominación reciente que evoca un pasado lejano y heroico. Lo forman algunas de las ciudades más antiguas de Rusia que fueron protagonistas de los acontecimientos que forjaron la temprana historia del país. La antigua Rus creció a partir de este conglomerado de poblaciones situadas al nordeste de Moscú. Las agujas doradas y las cúpulas en forma de bulbo de sus monasterios despuntan en el horizonte, evocando el Rus medieval. Los altos campanarios repican sus campanas, los religiosos enfundados en sus togas atraviesan los portales de las iglesias, los relatos históricos recuerdan épocas misteriosas y mágicas. Podremos vivir todo esto y apreciar la vida de hoy en estos poblados o ciudades, con el bullicio y la modernidad de las grandes urbes. Uglich, Yaroslavl, Myshkin, Kostroma, o cualquiera de las opciones seleccionadas por el crucero para realizar nuestras paradas serán excelentes ejemplos donde podremos disfrutar y sumergirnos en épocas pasadas, para poder ver y sentir las raíces de la historia de la creación de esta nación. La navegación continúa, nos encontraremos con campanarios hundidos; rastros de antiguas iglesias, iconos de pueblos sumergidos en embalses creados en pos de la modernización. La siguiente etapa es más paisajística pero no por ello menos sorprendente. Visitaremos Goritsy, y posteriormente llegaremos a la isla de Kizhi ya en la región de la Carelia, donde entre otras obras se encuentra la Iglesia de la Transfiguración, construcción de múltiples niveles con 22 cúpulas, toda de madera, considerada de las más complejas de la antigua arquitectura rusa. Por último tocaremos Mandrogui o Svitsroy, aldeas de artesanos donde podremos degustar algunas de las variedades de la clásica bebida rusa: el vodka, y apreciar las artesanías del lugar. Cruzaremos el lago Ladoga y nos preparamos para nuestro último tramo del viaje.
Conocida por sus habitantes y sus admiradores como “Piter”, otro nombre para añadir a la lista de los que ha recibido la ciudad durante sus tres siglos de vida, vale decir que San Petersburgo es sin lugar a dudas una de las ciudades más esplendorosas del mundo. Este sueño de Pedro el Grande es como un museo gigantesco. Desde las orillas del río Neva y los canales que atraviesan sinuosamente el corazón de la ciudad se ve todo un despliegue de mansiones y palacios de los siglos XVIII y XIX que albergan múltiples museos. Gracias al Zar y al legado de algunos de sus sucesores, en especial el de Catalina II o Catalina La Grande, es que podremos admirar la Fortaleza de Pedro y Pablo, el Palacio de Invierno de Catalina y el conjunto de edificios que lo rodean conformando el famoso Museo Ermitage. Los Palacios de Pushkin y de Petrodvorets con sus jardines, catedrales como las de la virgen de Kazan o la de San Isaac, el Templo de la Resurrección de Jesucristo recubierto enteramente en mosaicos, el Palacio de Yusupov (donde se realizara el complot para asesinar a Rasputín); y de tantos otros lugares que solamente quienes nos acompañen podrán conocer, y en ellos revivir parte de la historia de la ciudad y de este asombroso país.
Como complemento de este viaje, sugerimos para quienes deseen acompañarnos: E,scandinavia. Un programa que se realiza a continuación de Rusia Imperial y la complementa estupendamente porque nos ofrece el contraste entre ambos destinos, ya sea por la natural comparación en cuanto al desarrollo de estos países, sus culturas paisajes, etc.

Escrito por en Rusia

Sin Comentarios