Archivos para 'Safari' Categoría

Vida salvaje en el mar

Vida salvaje en el mar

A la caza de emociones:
Por tierra, mar y aire, los amantes de la vida salvaje en vivo han conquistado todos los continentes.
La pasión por ver animales en su habitat se ha extendido a confines tan dispares como la India o Tailandia, donde los turistas salen al encuentro del tigre a lomos de elefante, o a Alaska y Canadá, cuya estrella es el oso po-lar. Pero acercarse a los escasos territorios en los que todavía queda fauna salvaje admite muchas más fórmulas. Las islas Galápagos, por ejemplo, albergan uno de los santuarios intactos del planeta. Sus millares de iguanas y tortugas gigantes pueden contemplarse a bordo de los prohibitivos cruceros que se atienen a un estricto cupo anual de visitantes. Más asequibles al común de los mortales resultan las rutas a pie con ornitólogos en espacios protegidos de Costa Rica o la Amazonia. Para el encuentro con delfines, también en boga, existe infinidad de escenarios, desde Canarias al venezolano delta del Orinoco, poblado de especímenes rosados. Más emocionante aún parece el avistamiento de ballenas en la Patagonia argentina, Azores, Canadá o la península dominicana de Samaná, donde se lucen ante el visitante con sus acrobacias junto a las motoras. No podían faltar en esta relación sumaria los mares tropicales, que esconden cientos de lugares para admirar su colorida fauna, desde el índico (las Maldivas) o el mar Rojo (Egipto) hasta paraísos del buceo como Cozumel, en el Caribe mexicano, o las costas de Belice. Quienes buscan experiencias fuertes prefieren bucear entre rayas en las islas Caimán o concertar una cita con los tiburones en Sudáfrica y Australia. Los más osados incluso se introducen en una jaula para verse las caras con el gran blanco.

Escrito por en Safari

Sin Comentarios

Hipopótamos en sudafrica

El primer destino era el campamento de SavutiJ famoso por sus tiendas casi al borde de la laguna al la que son aficionados los leones. Pero hay proble-j mas de intendencia y debemos avanzar un poco más, hasta Kings Pool. Aquí puede transitarse e: tre ambas áreas en todo terreno. Ambos camps no pertenecen al Okavango sinol que se deben a un gemelo suyo, el Kwando-Lin] yanti, cuya parte conocida como Linyanti enlaza rectificando su marcha hacia el desierto, con las| aguas del lago Liambezi. Desde ahí se lanza, y con el nombre de Chobe, hacia el gran Zambea enfilan todos rumbo a las cataratas. Kwando-Linyanti-Chobe son las mismas aguas 1 en época de intensas lluvias enlaza incluso con el| extremo nordeste de las marismas del Okavango. El Linyanti-Chobe marca la frontera con Namibia] que extiende su territorio hacia el este, como una

Escrito por en Animales,Safari,Viajar a sudafrica

Sin Comentarios