Archivos para 'Volcanes' Categoría

Volcanes en nueva zelanda

El lagoTaupo ocupa un gigantesco cráter y ofrece espléndidas vistas del parque nacional de Tongariro y sus volcanes. El monte Taranaki (2.518 metros) es una excelente atalaya sobre el mar de Tasmania y sobre la ciudad de New Plymouth. Wellington, capital del país, se asienta en el interior de un hermoso puerto natural,

Escrito por en Nueva Zelanda,Volcanes

Sin Comentarios

Tongariro

En el centro de la isla Norte, engloba los volcanes Ruapehu, Tongariro y Ngauruhoe, así como los lagos de su alrededor. Diversos caminos señalizados discurren por los impresionantes paisajes del parque.

Escrito por en Volcanes

Sin Comentarios

Volcanes

La isla Norte es la de mayor actividad volcánica. En su centro se alzan tres grandes conos: el Ruapehu, el Ngauruhoe y el Tongariro.

Escrito por en Volcanes

Sin Comentarios

Rincón de la vieja

Este parque nacional, que lleva el nombre del volcán activo del mismo nombre, incluye, además de otros conos volcánicos, saltos de agua, lagunas,fumarolas y pailas de barro (arriba).

Escrito por en Costa Rica,Volcanes

Sin Comentarios

Arenal, Costa Rica

En la vertiente caribeña de Monteverde se yergue altivo el cono perfecto del volcán Arenal, que en los últimos años presenta una notable actividad, con erupciones muy frecuentes. El 29 de julio de 1968 el volcán Arenal despertó después de varios siglos de permanecer inactivo, iniciando un nuevo período de erupciones que dura hasta el presente. Perecieron 78 personas y dos poblados, Tabacón y Pueblo Nuevo, fueron literalmente borrados del mapa. Tras tomar unos relajantes baños termales en el complejo del río Tabacón, nada mejor que alojarse en el Observatorio del Volcán Arenal, lodge restringido primitivamente a los investigadores vulcanólogos y hoy día abierto al turismo. Desde su segura ubicación se pueden contemplar con detalle, siempre que las nubes lo permitan, las erupciones del volcán. El Arenal ofrece al viajero la más impresionante experiencia de contacto con un volcán activo, con frecuentes explosiones de moderada intensidad que emiten gases, cenizas y bloques incandescentes. Del pequeño cráter velozmente entra en la atmósfera una nube de cenizas, al mismo tiempo que un retumbo estremece las entrañas de la tierra. El eco de este canto grave y seco se propaga por las montañas y valles de la región. Una lluvia de cenizas impregna los parajes circundantes. Del mismo cráter comienzan a salir los hilos incandescentes de las coladas de lava, a unos 1.000 “C, y que son adorno constante de la cima del coloso. Si las condiciones atmosféricas nocturnas lo permiten, la magnitud del espectáculo es infinitamente mayor. El vapor sobre el cráter se viste de un reflejo rojizo intenso, y las explosiones semejan increíbles fuegos artificiales que lucen de modo singular sobre la pantalla gris del cielo de la noche. Pocas son las personas que tienen la oportunidad en su vida de contemplar un espectáculo semejante. Guanacaste es la provincia menos lluviosa de Costa Rica, dedicada fundamentalmente a la actividad ganadera, y donde habita el sabanero, versión local del gaucho argentino que ha dado pie a toda una gama folklórica muy interesante. Lleva el nombre del árbol nacional de Costa Rica y su nombre, de origen náhuatl, hace referencia a sus frutos, que se asemejan a una oreja humana.
En la costa del Pacífico guanacasteco, entre Punta Mala y el cabo Velas, se desgrana un rosario de bellas playas donde se están desarrollando numerosos proyectos de infraestructura turística. Estas playas gozan de muchos días de sol gracias a la prolongada estación seca que se da en esta zona. Entre ellas destaca Tamarindo, un activo pueblo pesquero con una playa ancha de arena blanca y un estuario convertido en parque nacional marino. Por su oleaje y las condiciones del viento, Tamarindo es muy apetecido por los practicantes del surf. Tras violentas tormentas tropicales, juro haber visto aquí, concretamente en Playa Langosta, los atardeceres más espectaculares de mi vida. El Parque Nacional Marino Las Baulas de Guanacaste, de reciente creación, incluye playas, bosques y manglares. Fue creado para proteger especies animales en peligro de extinción, especialmente la tortuga baula, la tortuga marina más grande del mundo. La playa Grande de Tamarindo constituye uno de los sitios más importantes del planeta para el desove de esta tortuga; llegan a anidar por las noches, entre los meses de noviembre y abril, y la excursión nocturna, controlada y respetuosa, es una de las experiencias más emotivas de las que se pueden disfrutar en Costa Rica.

Escrito por en Costa Rica,Volcanes

Sin Comentarios

Volcanes en Costa Rica

LA AVENIDA DE LOS VOLCANES
Volando desde Miami, el avión toma contacto con Centroa-américa en el cielo nicaragüense. A estribor, en la costa del Pacífico, se pone el sol dejando una dorada estela sobre el sereno espejo del lago de Nicaragua. A los pocos minutos se sobrepasa el río San Juan, entramos en territorio costarricense y se inicia el descenso hacia el aeropuerto de San José tras sobrevolar la cordillera Central.
San José no es una ciudad hermosa. Numerosos temblores acabaron con su patrimonio arquitectónico colonial. Sin embargo, y dada su altitud, goza de un envidiable clima primaveral, y es punto base para muchas excursiones imprescindibles. Recomiendo al viajero la visita de los museos del Oro y del Jade y del encantador teatro Nacional, considerado sin duda como el edificio más bello de Costa Rica. Sus orígenes se remontan a 1890, cuando la prima donna del momento, Adelina Patti, actuó en Guatemala, no pudiendo hacerlo en Costa Rica por falta de un teatro adecuado. Consternados los comerciantes y hacendados cafetaleros, ofrecieron al presidente Carlos Duran financiar la construcción de un teatro por medio de un pequeño impuesto voluntario que les gravara el café de exportación: 5 céntimos sobre cada arroba. El teatro Nacional fue inaugurado el 19 de octubre de 1897 con la representación, por una compañía de la Ópera de París, del Fausto de Gounod.
Junto al vestíbulo está el café del Teatro, agradable lugar para descansar en el centro de la ciudad y leer la prensa mientras se toma un café; el café de Costa Rica está considerado como uno de los mejores del mundo. Bien temprano, antes de que los vientos alisios traigan las nubes del Caribe que más allá del mediodía estallarán en una violenta tormenta tropical, conviene recorrer entre cafetales el valle Central y los faldeos del volcán Poás.

Escrito por en Costa Rica,Volcanes

2 responses so far