Tag Archive 'canal de castilla en bici'

Canal de castilla en barco

Medina de Rioseco
Al final de un tramo del canal, es la ciudad más monumental de Tierra de Campos. Imprescindibles la iglesia de Santa María, el convento de San Francisco, la plaza Mayor y el Ayuntamiento.

Escrito por en CANAL DE CASTILLA

Sin Comentarios

Canal de castilla de la mancha

UN CAMPANARIO ENTRE PINOS
De vuelta al canal, el viajero verá a lo lejos, compitiendo con las masas de los pinares, Fuentes de Nava, que se anuncia por la bellísima torre renacentista de la iglesia de San Pedro. Desde aquí, sólo le queda cruzar Abarca para llegar a Medina de Rioseco.
De no ser por su nombre («río seco»), la capital de Tierra de Campos parecería predestinada para crecer a orillas del agua. Conocida como la «ciudad de los Almirantes» por haber sido centro del Almirantazgo de Castilla, en Medina se dan cita todas las esencias castellanas. Desde la artesanía -cerámica, madera, mármol y bordados- hasta las fiestas y tradiciones, como la Semana Santa. Los amantes del arte y de la historia se encuentran a sus anchas en la villa: su plaza Mayor, de forma irregular y sorprendentemente alargada, el convento de San Francisco, la Rúa, bordeada por magníficos ejemplos de arquitectura popular, o la soberbia iglesia de Santa María de la Mediavilla, evocan un pasado glorioso. Y por si fuera poco, Medina cuenta con irresistibles tentaciones para los golosos, como unos dulces de hojaldre y crema llamados, ¡cómo no!, «marinas».
Medina respira hidalguía rancia. La misma que, si da marcha atrás en su camino, puede encontrar el viajero en cualquier lugar del tercero de los ramales que forman el canal: el que, entre Grijota y Valladolid, completa la Y con la que un día Castilla soñó llegar al mar. En Dueñas, pequeña villa palentina que se alza sobre los restos de un castro prerromano, la casona nobiliaria de los condes de Buendía pone una nota romántica en el recorrido, pues en ella contrajo matrimonio el rey Fernando el Católico con Germana de Foix, en 1506. Pero la fama del lugar se debe en mayor medida a otra noticia más dulce e insospechada. Muy cerca, a unos cinco kilómetros, se halla el monasterio de San Isidro de Dueñas, más conocido como La Trapa. El monasterio dio origen a una fabrica de exquisito chocolate que aún lleva su nombre -a pesar de que está ya totalmente desvinculada de la institución monástica.
A partir de aquí, el paisaje experimenta un cambio súbito: los valles del Cerrato ofrecen sendas más ásperas y ligeramente montañosas; como contrapartida, ponen un toque de verdor en el panorama. El canal, que apenas iniciada su andadura nos saludó con aires de historia en Frómista y se perdió luego en los tapices agrícolas del paisaje castellano, retoma aquí la senda de la historia, y nos lleva hasta la iglesia visigótica de San Juan de Baños.

Escrito por en CANAL DE CASTILLA,España

Sin Comentarios

CANAL DE CASTILLA

CANAL DE CASTILLA

En 1959, el canal dejó de utilizarse definitivamente como via de transporte. Hoy, buena parte de su trazado en forma de Y invertida con tres ramales: el dei Norte, el de Campos y el dei Sur puede recorrerse a pie o en bicicleta, siguiendo los antiguos ca-minos de sirga. En estos senderos es fácil imaginar el duro trabajo que realizaban Ias mulas al estirar de Ias barcazas que navegaban por el canal. Muehos trechos de esta via fluvial tienen una vegetación refrescante de sauces, chopos y alamos, aunque hay otros casi sin sombra donde cobijarse.
Durante sus anos de apogeo, sobre todo de 1850 a 1860, existia una flota de unas 360 embarcacio-nes de transporte y cuatro de pa-sajeros. Pero, poco después, la na-vegación por el Canal de Castilla vio surgir un competidor que acabaria por hundirla: el ferrocarril.

Escrito por en CANAL DE CASTILLA

Sin Comentarios

El canal de castilla

El canal de castilla

La construcción de la obra duro cien anos y, aún así, Ias dificultades propias de la empresa y la falta de fondos impidieron su culminación. De todas formas, durante el siglo xix y hasta mediados dei xx, el canal cumplió una destacada función como via de transporte.
Este rio artificial tiene 207 kilómetros de largo, entre 11 y 22 metros de ancho y una profundi-dad máxima de tres metros. Cuenta además con 49 esclusas sencillas, dobles, triples y hasta cuádruples, fundamentales para salvar los más de 150 metros de desnível que presenta el terreno. Además, el cauce dei canal tierie vários acueduetos, gracias a los cuales se salvan los cruces con otros rios, dársenas construídas en Ias principales poblaciones dei recorrido y almacenes en los que se guardaban Ias mercancías transportadas por barcazas.

Escrito por en CANAL DE CASTILLA

Sin Comentarios